Lectura poética de REFLEXIONES Y TAQUICARDIAS de Fran Ignacio Mendoza.

Lectura poética de REFLEXIONES Y TAQUICARDIAS de Fran Ignacio Mendoza.

El conjunto del poemario es revulsivo y conmovedor porque toca varios aspectos esenciales y relevantes para el ser y para el mundo.
Su lectura nos enseña que todos tenemos cicatrices y secretos. Que nos utilizamos, nos juzgamos, nos creemos a menudo víctimas de los otros. Pero a veces olvidamos que la culpa también es de uno mismo. Que el mundo no es un lugar injusto, es solo un lugar, y en él las personas ejercen sus injusticias. Sin embargo, tras comprender el origen del problema, seguimos intentando sobrevivir en esta balanza imposible ejecutando las mismas rutinas. La esencia de la contrariedad del ser humano puede ser el eterno absurdo de clamar por un cambio sin comenzar nosotros mismos dando el primer paso.
La voz del autor nos recuerda que es importante aprender a apreciar las cosas importantes de la vida, que en muchas ocasiones aparentan ser nimiedades. Ignorar el orgullo herido y constatar que todo es más simple de lo que aparenta ser. Que la decisión de mantener vivo al niño que fuimos es nuestra, aunque nos crucifiquen por el camino nuestros torbellinos, nuestras contradicciones y nuestras dudas. Aceptar que somos un punto diminuto entre millones y al mismo tiempo seres únicos plagados de instantes inolvidables.
“Hay que aprender a pronunciar y entender el lenguaje de la vida”. Ser fiel a uno mismo, no fiarse de la sombra de las sombras y buscar la porción de luz que nos constituye.

Lectura poética de REFLEXIONES Y TAQUICARDIAS de Fran Ignacio Mendoza.El conjunto del poemario es revulsivo y conmovedor porque toca varios aspectos esenciales y relevantes para el ser y para el mundo.Su lectura nos enseña que todos tenemos cicatrices y secretos. Que nos utilizamos, nos juzgamos, nos creemos a menudo víctimas de los otros. Pero a veces olvidamos que la culpa también es de uno mismo. Que el mundo no es un lugar injusto, es solo un lugar, y en él las personas ejercen sus injusticias. Sin embargo, tras comprender el origen del problema, seguimos intentando sobrevivir en esta balanza imposible ejecutando las mismas rutinas. La esencia de la contrariedad del ser humano puede ser el eterno absurdo de clamar por un cambio sin comenzar nosotros mismos dando el primer paso.La voz del autor nos recuerda que es importante aprender a apreciar las cosas importantes de la vida, que en muchas ocasiones aparentan ser nimiedades. Ignorar el orgullo herido y constatar que todo es más simple de lo que aparenta ser. Que la decisión de mantener vivo al niño que fuimos es nuestra, aunque nos crucifiquen por el camino nuestros torbellinos, nuestras contradicciones y nuestras dudas. Aceptar que somos un punto diminuto entre millones y al mismo tiempo seres únicos plagados de instantes inolvidables."Hay que aprender a pronunciar y entender el lenguaje de la vida". Ser fiel a uno mismo, no fiarse de la sombra de las sombras y buscar la porción de luz que nos constituye.#GRACIASLIBRO #GRÀCIESLLIBRE #SantJordi2020 #Díadellibro2020 #diadellibro #diainternacionaldellibro #santjordi#laequilibrista #editorial #libros #poesía #poemas #fransilvania.ex

Publicada por Raquel Aro en Jueves, 23 de abril de 2020

 

Deja una respuesta

Quick Navigation
×
×

Carro